Un día cualquiera

A veces me gustaría estar en la mente de los puteros y saber en qué piensan cuando descuelgan el teléfono para llamarme.
En un día cualquiera contesto un buen número de llamadas y me puede ocurrir como hace poco.
Por la mañana conciertan una cita para la noche con un horario aproximado y duración de una hora. Al rato otro posible cliente quiere también un horario similar pero tres horas. Esto supone que si quedo con ambos tendré ocupado hasta la madrugada y así organizo mi día. Y cuando ya tengo el horario cerrado llama un tercer cliente al que, a su pesar, no puedo atender.
Hasta aquí todo bien. Pero claro, la seriedad brilla por su ausencia. Salgo del trabajo, cojo el coche y me desplazo hasta el lugar de la cita y cuando estoy llegando recibo un mensaje con la anulación. Ni siquiera se molesta en llamar, total, sólo soy una puta y mi tiempo no es importante.
Hago tiempo y me dirijo al siguiente punto de encuentro. Y allí lo que me encuentro es una frase muy manida “empezamos por una hora y luego ya veremos”. Todos sabemos qué significa eso y no falla, a la hora estás de nuevo en la calle. Total, sigo siendo una puta y mi vida sigue sin importar.
Regresas a casa con un regusto agridulce, ni has trabajado unas cuantas horas como te habían dicho ni has podido organizarte para regresar a tu casa a una hora prudencial (llegues a la hora que llegues los niños siguen entrando puntualmente a las nueve de la mañana). 

La verdad, no sé de qué me extraño, ¿acaso no me ocurre lo mismo en mi consulta? cuántas veces estás esperando una cita y nadie acude o te desplazas a hacer un domicilio y resulta que el paciente ha salido y te quedas con cara de poquer.
Parece que en el sexo no nos comportamos de forma muy distinta que en el resto de nuestra vida.

 

(21-01-2009, recuperado de mi Blog censurado)

Deja un comentario

600073770

ESASCHICAS.COM

Este espacio lo he buscado para contaros cómo he llegado a ser puta, mis vivencias, mi intensa vida sexual. En fin, todo lo que no le puedo contar a cualquiera.

MariaG sexo natural, tu puta en Madrid