Aquí se come a la carta

Ayer me llamó una pareja de paso por nuestro país. Me he quedado impactada. Hace años que me dedico a mirar de dónde proceden las entradas de mi blog, me gusta imaginar las procedencias de los que, quizá en algún momento, lleguen a compartir el lecho conmigo. Pero saber que ellos en concreto llevaban tanto fantaseando conmigo y que acababan de llegar y ya me estaban llamando… Lo que pasó después merece que lo cuente en otro momento y detenidamente.

Así que, aquellos que contactan conmigo han podido leer sobre mí y tienen ya su cliché de MariaG. Claro que esa idea puede distar mucho de lo que buscan o incluso de la realidad y puede ser que lo que se topen sea algo que les gusta incluso más.

Me imagino que si llamara a una mujer de la que he leído que es una leona en la cama, me tumbara esperando verla evolucionar y devorarme y no me encontrara eso, pues quedaría defraudado. Pero ahora si me meto en su pellejo, igual su comportamiento de leona no viene de serie sino que responde a una excitación previa, al juego que se establezca, al morbo. Y lo mismo puede ser una leona que una dulce gatita.

Pues eso, ni en serie, ni indiscriminadamente, ni patrones fijos. Aquí todos comemos a la carta.

4 comentarios para “Aquí se come a la carta”

  • Cornelius:

    Bonito relato, a todos nos gusta comer a la carta.

  • Cornelius:

    Bonito relato, a todos nos gusta comer a la carta y mas si es un bocatto di cardinale.

  • Baphomet:

    Tu forma de escribir es sincera se ve que brotan las palabras de la experiencias vividas y eso te hacen grande.
    El resto de los mortales nos tenemos que conformar con comer de menú y leer tus maravillosos relatos.

  • Fernando:

    Hola María,
    Una vez más leo tus textos y me descubro pensando que tienes mucha razón. Unas veces es todo el texto, la historia que cuentas, otras es en comentarios que dejas escritos a lo largo del texto como perlas que hay que encontrar y paladear, otras son verdades como puños pero que sólo quienes hemos tenido la fortuna de conocerte sabemos que lo son. En este texto dices que por haberte leído nos hemos hecho un «cliché» de MariaG y que puede ser que lo que se topen al conocerte «sea algo que les guste incluso más»… Qué gran verdad María, nunca pensé que me gustases más de lo que ya me gustabas viendo tus fotos y leyendo tus relatos, pero a lo largo de nuestra cita ibas gustándome cada vez más, y mucho más aún de lo que ya me gustabas antes de conocerte. Un besazo María, hasta pronto, estoy deseando volver a verte.

Deja un comentario

Este espacio lo he buscado para contaros cómo he llegado a ser puta, mis vivencias, mi intensa vida sexual. En fin, todo lo que no le puedo contar a cualquiera.